Transformando los residuos en energía en todo el mundo

Transformando los residuos en energía en todo el mundo

Turning Waste Into Power Around the WorldImagen de Rubén Méndez de Pixabay

El mundo tiene un creciente problema de residuos, pero hay un movimiento cada vez más prominente en el que la gente quiere convertir los residuos en poder. Esto tiene sentido porque, al menos en los países en desarrollo, la gente genera mucha basura y depende de la electricidad para vivir. Por lo tanto, cualquier esfuerzo para convertir los residuos en energía parece ideal.

Examinemos varias maneras en que los países están generando energía a partir de los desechos, así como algunas posibles trampas.

Contenido

  • Suecia emerge como líder mundial en el uso de la basura como fuente de energía
  • Aceite de cocina usado para alimentar los camiones de reparto de Hong Kong
  • Incrementar la biodiversidad a través de una pista de esquí artificial
  • Convertir el plástico en aceite
  • Confiar en las cáscaras de huevo para el almacenamiento de energía
  • Formas de pensar en el futuro para reducir los desechos

Suecia emerge como líder mundial en el uso de la basura como fuente de energía

Suecia es un país que está mostrando a otras naciones qué hacer para producir energía a partir de la basura de manera efectiva. También ayuda el hecho de que los suecos estén bien acostumbrados al reciclaje, y un poco más de la mitad de la basura doméstica se recicla allí. El resto se destina a una de las 33 plantas de generación de energía a partir de residuos de Suecia. Después del procesamiento, la basura proporciona calor o electricidad a aproximadamente dos millones de hogares allí.

En Estados Unidos, varios legisladores estatales están trabajando arduamente para reducir el cambio climático y elaborar planes para que las ciudades sean más ecológicas. Por ejemplo, existen planes para hacer de Boston una ciudad sin residuos. Si esos líderes quieren alguna orientación para sus iniciativas, podrían mirar a Suecia como punto de partida.

Aceite de cocina usado para alimentar los camiones de reparto de Hong Kong

Algunos esfuerzos de conversión de desechos en energía utilizan un tipo de basura muy específico. Un ejemplo es un programa en el que la empresa petrolera Shell está trabajando con una empresa de catering en Hong Kong para producir biodiesel a partir de aceite de cocina como combustible para camiones de reparto. El programa consiste en tomar aceite de cocina de dos plantas de producción de alimentos y utilizarlo para una flota de más de 100 vehículos.

Este enfoque muestra que muchas de las formas de utilizar los residuos para obtener energía son más creativas de lo que mucha gente cree.

Incrementar la biodiversidad a través de una pista de esquí artificial

Una de las críticas más frecuentes a las plantas de conversión de residuos en energía es que podrían dañar el planeta. Es especialmente probable que esto suceda si las personas que están detrás de los proyectos construyen las instalaciones al azar sin pensar en los efectos a largo plazo.

En Tailandia, por ejemplo, las autoridades del país están avanzando rápidamente para construir proyectos de conversión de desechos en energía. Los críticos señalan que es necesario tener en cuenta el medio ambiente para evitar dañarlo.

Un proyecto que intenta contribuir al medio ambiente con una planta de generación de energía a partir de residuos es Amager Bakke en Copenhague. Su diseño incluye una pista de esquí artificial y un parque natural circundante. El techo de la planta tiene un surtido de plantas y flores destinadas a aumentar la biodiversidad mediante la atracción de abejas y otras criaturas del mundo natural.

Convertir el plástico en aceite

Al igual que en el ejemplo anterior de la utilización de aceite alimenticio como combustible, existen otros intentos de utilizar ciertos materiales como energía. Vidya Amarnath es una emprendedora que tiene un emprendimiento que fabrica aceite a partir de residuos plásticos. Ella dice que su proceso produce 500 litros de aceite por cada tonelada de plástico desechado.

Existen problemas con algunos métodos de quema de residuos plásticos porque aportan altos niveles de dióxido de carbono a la atmósfera. Sin embargo, la técnica de Amarnath utiliza una opción llamada pirólisis. Depende de las temperaturas más bajas y libera menos dióxido de carbono. A medida que la gente continúa buscando maneras valiosas de dar nueva vida a la basura plástica, es esencial que entiendan los pros y los contras de cada opción.

Confiar en las cáscaras de huevo para el almacenamiento de energía

Muchos investigadores centran su atención en los residuos agrícolas para la generación de energía. También hay intentos fascinantes de alimentar un condensador de iones de litio con cáscaras de huevo de gallina. Un componente de las conchas llamado carbonato de calcio les da excelentes capacidades de almacenamiento de litio, encontraron los científicos. Más específicamente, las cáscaras de huevo mantuvieron una capacidad de retención de más del 92 por ciento en 1000 ciclos de carga.

Este es el primer uso de cáscaras de huevo dentro de un electrodo. Ya es común que varias industrias usen huevos en sus operaciones, y este ejemplo sugiere cómo algunos de ellos podrían hacer un mayor uso de las cáscaras de huevo en lugar de tirarlas a la basura. Este proyecto se encuentra todavía en sus primeras etapas, por lo que puede tener algunas desventajas imprevistas. Por ahora, sin embargo, ofrece una ventaja de desperdicio que invita a la reflexión.

Formas de pensar en el futuro para reducir los desechos

Los ejemplos aquí mencionados demuestran la versatilidad de los intentos de obtener energía de los residuos. Promete pensar en lo que podría deparar el futuro.

Deja un comentario