Los incendios forestales de California son un resultado devastador de una crisis importante

California Wildfires Are a Devastating Result of a Major CrisisIncendios forestales en California.

El Campamento de Fuego devastó la ciudad de Paradise en el condado de Butte, California, como una pesadilla apocalíptica. Este devastador incendio se cobró la vida de al menos 85 personas y diezmó 14.000 hogares.

A medida que los investigadores se desbordan entre los escombros, las preguntas superan con creces las respuestas. ¿Qué causó este infierno mortal? Y lo que es más importante, ¿cómo podemos evitar que ocurran tragedias horribles como el Campamento de Fuego?

Contenido

  • ¿Qué desencadenó el incendio?
  • La conexión con el cambio climático
  • Minimización del riesgo de incendios en el futuro
  • ¿Puede la energía limpia prevenir futuros incendios?

¿Qué desencadenó el incendio?

Si bien los investigadores carecen de una causa clara para el campamento de fuego hasta el momento, es probable que haya surgido un sospechoso: Pacific Gas and Electric (PG&E). En el otoño de 2017, las líneas eléctricas caídas de PG&E provocaron 17 incendios forestales en el norte de California.

Los investigadores no han eliminado otras posibilidades, como un cigarrillo tirado por descuido o una brasa perdida de una barbacoa. Pueden pasar meses antes de que Cal Fire, la brigada responsable de investigar la causa del incendio, obtenga una respuesta definitiva.

Independientemente de la causa inicial, los fuertes vientos, junto con los bajos niveles de humedad, dejaron a los residentes del Paraíso con poco tiempo para huir. Pero incluso una vez que los investigadores determinan la chispa inicial, ignorar los factores precipitantes detrás del Campamento de Fuego y otros incendios forestales conducirá inevitablemente a la devastación futura.

La conexión con el cambio climático

El vínculo entre el cambio climático y el reciente aumento de los desastres naturales es tan claro que prácticamente podría verse desde el espacio ultraterrestre. Durante los últimos cuatro años, California ha experimentado un calor sin precedentes, y entre 2012 y 2016, el estado sufrió una sequía devastadora. Cuando la lluvia finalmente comenzó a caer de nuevo en 2017, la maleza del bosque explotó, proporcionando amplio forraje para las llamas hambrientas.

Las nuevas tecnologías pueden hacer mucho para minimizar el riesgo de incendios, pero estas herramientas no detendrán los incendios forestales y otros desastres hasta que comencemos a utilizar alternativas energéticas más ecológicas. Pero aunque la energía verde se pone al día, medidas como el uso de imágenes satelitales para asegurar que las copas de los árboles no entren en contacto con las líneas eléctricas pueden eliminar algunos riesgos.

Minimización del riesgo futuro de incendio

Aunque nada pudo haber detenido el incendio una vez que comenzó, los propietarios y residentes en zonas de alto riesgo de incendio pueden tomar medidas proactivas para reducir su riesgo de incendio. La prevención de incendios se ha convertido, lamentablemente, en una forma de vida por el momento para muchos residentes del norte de California.

Todos los residentes deben crear un plan de seguridad contra incendios. Todas las viviendas residenciales multifamiliares, como los edificios de apartamentos, deben elaborar un plan de evacuación en caso de incendio y asegurarse de que las rutas de salida estén libres de escombros y debidamente señalizadas.

Además, los residentes deben tomar medidas de sentido común para reducir su riesgo de incendio. Todas las personas, independientemente de que vivan o no en una zona de incendio, deben equiparse con varios extintores de incendios para las diferentes áreas de su hogar.

Los residentes también deben tener cuidado al supervisar a los niños y a las mascotas alrededor de llamas abiertas como velas encendidas. Deben tener cuidado de no sobrecargar las secadoras de ropa, ya que pueden provocar un incendio con pelusas. Los administradores de propiedades deben asegurarse de que todas las unidades tengan detectores de incendios en funcionamiento y recordar a los residentes que los prueben mensualmente.

¿Puede la energía limpia prevenir futuros incendios?

Por mucho que las medidas preventivas ayuden, no pueden eliminar el poder destructivo de los grandes incendios forestales. Los políticos deben tomar medidas para hacer frente al cambio climático y prevenir futuros desastres.

California lidera el camino en verde

iniciativas en materia de energía. El estado aprobó una iniciativa que exige que la electricidad provenga de fuentes de energía renovables como la eólica y la solar para el año 2030. Otros estados con alto riesgo de incendios forestales, como Arizona, harían bien en seguir el ejemplo de California. (se abre en una nueva pestaña)»>50 por ciento de toda la electricidad provendrá de fuentes de energía renovables como la eólica y la solar para el año 2030. Otros estados con alto riesgo de incendios forestales, como Arizona, harían bien en seguir el ejemplo de California.

El cambio debe provenir también del nivel federal. A pesar de la afirmación del presidente Trump de que el cambio climático es un engaño, la gran mayoría de los científicos están de acuerdo en que si no se aborda el calentamiento global, sólo se producirán incendios en el futuro junto con otros desastres naturales y se perderán más vidas. La salud de muchos ya se ha visto afectada por el humo de los incendios forestales, y las minorías y los ciudadanos más pobres son los que corren mayor riesgo de sufrir consecuencias negativas para su salud.

Si los políticos no actúan para hacer frente al cambio climático, la destrucción causada por los incendios forestales continuará extendiéndose. Ha llegado la hora de una iniciativa federal de energía verde, y la demora será mortal. Si se sigue ignorando el cambio climático, se perderán más vidas, propiedades y oportunidades económicas.

Tomar medidas inmediatas para combatir el calentamiento global es la única manera de salvar vidas y prevenir futuros incendios forestales.

Deja un comentario