Cómo se están utilizando los grandes datos para reducir los desechos

How Big Data Is Being Used to Reduce WasteCómo se están utilizando los grandes datos para reducir los residuos. Fuente.

Nuestra sociedad produce muchos residuos. Tiramos grandes cantidades de productos electrónicos, embalajes, alimentos, ropa y otros artículos cada año. También tendemos a no utilizar nuestros recursos de la manera más eficiente posible. Estas dos formas de residuos tienen un gran impacto en nuestro medio ambiente. Sin embargo, los grandes datos pueden jugar un papel en la resolución de estos problemas en muchas áreas de nuestra vida diaria. Aquí está el cómo.

Contenido

  • Alimentos
  • Energía
  • Envío
  • Fabricación

Alimentos

Desperdiciamos alrededor del 30 por ciento de los alimentos que producimos a nivel mundial cada año, lo que requiere cantidades significativas de agua, tierra, combustible y otros recursos para crecer. Mientras tanto, millones de personas pasan hambre. El problema no es que no produzcamos suficiente comida. El problema es logístico, y los grandes datos pueden ayudar a resolverlo.

Aunque los consumidores también descartan grandes cantidades de alimentos, el 75 por ciento de los desechos se producen durante la producción y la distribución. Los proveedores de alimentos pueden utilizar los datos para reducir este desperdicio.

Una forma en que los datos pueden prevenir el desperdicio de alimentos es analizando la demanda de los consumidores para determinar los niveles óptimos de inventario. Cualquier organización que proporcione grandes cantidades de alimentos, desde tiendas de comestibles hasta restaurantes y cafeterías escolares, podría hacer esto.

Los sensores también pueden rastrear los alimentos a lo largo de la cadena de suministro, lo que ayuda a evitar que se olviden y se queden en el mismo lugar durante demasiado tiempo. Estos sensores también pueden monitorear información que es vital para mantener la frescura de los alimentos, como las temperaturas y los niveles de humedad.

Energía

La red eléctrica de Estados Unidos es sorprendentemente ineficiente. En 2017, según datos federales, alrededor de dos tercios de la energía producida en Estados Unidos se desperdició debido a la pérdida de calor y otros factores. Esta pérdida significa que tenemos que producir mucha más energía de la que realmente necesitamos, gran parte de la cual proviene de plantas de combustibles fósiles.

Al recopilar y analizar más datos sobre el destino de nuestra energía, podemos reducir estos residuos y las emisiones de gases de efecto invernadero de las centrales eléctricas.

Al rastrear el uso de energía a través de medidores inteligentes, electrodomésticos inteligentes y otros dispositivos conectados, los clientes pueden detectar patrones de desperdicio en su uso de energía y eliminarlos. Las empresas de servicios públicos también pueden utilizar datos de gran tamaño para predecir mejor la demanda de energía.

Una mejor comprensión de la demanda de energía también podría ayudar a las empresas de servicios públicos a desplegar más energía renovable. Los recursos distribuidos, como los paneles solares en los tejados, aumentan la complejidad de la red. Los grandes datos ayudan a los operadores de la red a rastrear la energía que estos recursos producen y dirigirla de manera óptima, reduciendo aún más las emisiones.

Envío

El transporte marítimo es un sector con una gran carga logística, y las empresas que se encargan de todo, desde el envío de paquetes pequeños hasta el transporte de mercancías de gran tamaño, pueden beneficiarse del análisis de datos. El traslado de mercancías de un lugar a otro también produce importantes emisiones de gases de efecto invernadero. El transporte marítimo emite el equivalente de aproximadamente 1.000 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono cada año, mientras que los camiones de carga media y pesada emiten alrededor de 415 millones.

Mediante el seguimiento del embalaje y la consideración de dónde deben ir los artículos, las compañías navieras pueden optimizar las rutas de entrega para reducir el desperdicio de combustible y el tiempo. Además, al monitorear las tendencias de la demanda de los clientes, las empresas pueden asegurarse mejor de que sus inventarios se mantengan en niveles óptimos.

Incluso pequeños ahorros pueden sumar para hacer una gran diferencia. Para UPS, cortar una milla de las rutas diarias de todos sus conductores podría resultar en ahorros anuales de hasta €50 millones.

Fabricación

Los fabricantes siempre están buscando formas de mejorar la eficiencia de sus operaciones. Los datos de gran tamaño pueden ayudarles a lograr esto y también a reducir el desperdicio de recursos.

Al analizar los datos relacionados con el inventario, la demanda de los clientes y la gestión de la cadena de suministro, los fabricantes pueden predecir mejor las cantidades de recursos que necesitan y el tiempo de los envíos en consecuencia. Esto ayuda a prevenir un exceso de recursos que pueden terminar desperdiciándose.

Las grandes empresas como Dell también están utilizando el análisis de datos para rastrear y reducir su consumo de energía. Los sensores colocados en los equipos de fabricación pueden incluso rastrear el uso de energía de cada uno de los equipos.

Cuanta más información podamos recopilar y analizar, mejor podremos entender hacia dónde van nuestros recursos y qué tan eficientemente los estamos utilizando. Los datos de gran tamaño pueden contribuir significativamente a la reducción de residuos y a la mejora de la eficiencia en diversos sectores.

Deja un comentario