Solar Impulse: 2 pilotos suizos (y 1 francés) están intentando lo imposible

Solar Impulse: 2 pilotos suizos (y 1 francés) están intentando lo imposible

2 Swiss pilots (and 1 French one) Are Attempting The ImpossibleSolar Impulse: 2 pilotos suizos (y 1 francés) intentan lo imposible. Fuente.

Dos pilotos suizos, Bertrand Piccard (¿un precursor del Capitán Jean-Luc de Star Trek?) y André Borschborg, intentan actualmente lo hasta ahora imposible; quieren dar la vuelta al mundo en un avión solar. Otro piloto atrevido, Raphaël Dinelli está intentando algo similar. Está volando un avión híbrido que depende parcialmente de la energía solar (así como de los biocombustibles). Sin embargo, vuela completamente sin emisiones de carbono, lo que significa que no tiene ningún impacto negativo en el medio ambiente, a diferencia de todos los vuelos comerciales que operan actualmente.

El avión suizo, llamado Solar Impulse 2, comenzó su vuelo en Abu Dhabi, donde también está previsto que termine. Los dos pilotos han completado hasta ahora aproximadamente la mitad de su viaje. Sin embargo, actualmente están varados en Hawaii, debido a una batería sobrecalentada y esperando reparaciones antes de poder cruzar el Pacífico con seguridad. Debido a este retraso imprevisto, puede terminar siendo un caso en el que el avión francés completará primero el viaje a través del océano.

La Eraole francesa, que sólo utiliza un 20% de energía solar (los biocombustibles y la energía eólica constituyen el resto de sus necesidades energéticas), puede simplemente completar su viaje primero. Sin embargo, ambos vuelos están destinados a pasar a la historia; uno como el primer vuelo libre de emisiones de carbono alrededor del mundo (Eraole), y el otro como el primer vuelo alimentado completamente con energía solar (Solar Impulse 2).

El suizo Solar Impulse 2 ya ha recorrido una distancia asombrosa, habiendo llegado desde Abu Dhabi hasta el norte de África, a través del Atlántico hasta Nueva York, luego a través de los EE.UU. y finalmente a Hawai, donde están haciendo reparaciones y preparándose para lo que probablemente será la parte más difícil de su viaje.

Durante cinco días y cinco noches, estarán en el aire cuando intenten llegar de Hawaii a Japón. La razón por la que un vuelo de otras seis horas va a durar tanto es que, debido a la forma en que está construido el avión, son incapaces de mantener la presión de la cabina o utilizar un sistema de calefacción, por lo que su vuelo debe mantener un ritmo más lento a fin de maximizar la seguridad de la tripulación.

Una vez en Japón, su viaje continuará hacia adelante y a través de China, Myanmar, India y Omán, antes de regresar finalmente a Abu Dhabi, donde se originó su viaje épico. Por el contrario, la Eraole francesa está tomando una ruta mucho más fácil; su curso está fijado de Nueva York a París; un vuelo de dos días y medio (en lugar de las siete horas habituales) en una cabina sin presión, como el Solar Impulse 2, sin suficiente espacio para que el piloto estire las piernas. Dingell se verá obligado a respirar aire con muy bajo contenido de oxígeno, lo que significa que tendrá que mantener una gran cantidad de concentración si quiere completar con éxito su viaje.

Mientras que lo mismo se aplica a ambos pilotos suizos, su avión es algo más grande y permite un poco más de espacio para moverse y respirar. No obstante, no cuenta con comodidades particulares más allá de las necesidades absolutas requeridas para el vuelo de cinco días. Una vez reparado el Solar Impulse 2 y completados los preparativos necesarios, Piccard y Borschberg iniciarán su viaje récord.

Estos dos también tienen el récord actual del primer avión solar que vuela de noche, entre dos continentes y a través de los Estados Unidos, a bordo de su prototipo de avión: el Solar Impulse 1. Ahora están buscando añadir la primera vuelta al mundo en un avión solar a su impresionante lista de logros.

Si tuvieran éxito, podríamos ser testigos de una nueva y emocionante era de aviación neutra en carbono.

Deja un comentario